(0341) 448-7738

Contacto Telefónico

Mendoza 1951

Rosario, Santa Fe

07:30 am – 12:30 pm

Secretaría

Acceso Alumnos

Colegio Sagrado Corazón de Rosario

(0341) 448-7738

Contacto Telefónico

Mendoza 1951

Rosario, Santa Fe

07:30 am – 12:30 pm

Secretaría

Acceso Alumnos

SALUDO PARA VIVIR JUNTOS Y EN EL SENO DE NUESTRA COMUNIDAD EDUCATIVA EL TRIDUO PASCUAL

Colegio Sagrado Corazon, Rosario, Santa Fe

Este Domingo de Ramos para dar inicio a la Semana Santa el Santo Padre, nuestro Papa FRANCISCO nos dijo, a toda la Iglesia y al mundo:

“Cristo murió gritando su amor por cada uno de nosotros; por jóvenes y mayores, santos y pecadores, amor a los de su tiempo y a los de nuestro tiempo. En su cruz hemos sido salvados para que nadie apague la alegría del evangelio; para que nadie, en la situación que se encuentre, quede lejos de la mirada misericordiosa del Padre. Mirar la cruz es dejarse interpelar en nuestras prioridades, opciones y acciones. Es dejar cuestionar nuestra sensibilidad ante el que está pasando o viviendo un momento de dificultad. Hermanos y hermanas: ¿Qué mira nuestro corazón? ¿Jesucristo sigue siendo motivo de alegría y alabanza en nuestro corazón o nos avergüenzan sus prioridades hacia los pecadores, los últimos, los olvidados?”

Y a los jóvenes del mundo entero les dijo:

Y a ustedes, queridos jóvenes, la alegría que Jesús despierta en ustedes es para algunos motivo de enojo y también de irritación, ya que un joven alegre es difícil de manipular. ¡Un joven alegre es difícil de manipular!

Pero existe en este día la posibilidad de un tercer grito: «Algunos fariseos de entre la gente le dijeron: Maestro, reprende a tus discípulos» y él responde: «Yo les digo que, si éstos callan, gritarán las piedras» (Lc 19,39-40).

Hacer callar a los jóvenes es una tentación que siempre ha existido. Los mismos fariseos increpan a Jesús y le piden que los calme y silencie.

Hay muchas formas de silenciar y de volver invisibles a los jóvenes. Muchas formas de anestesiarlos y adormecerlos para que no hagan «ruido», para que no se pregunten y cuestionen. «¡Estad callados!». Hay muchas formas de tranquilizarlos para que no se involucren y sus sueños pierdan vuelo y se vuelvan ensoñaciones rastreras, pequeñas, tristes.

En este Domingo de ramos, festejando la Jornada Mundial de la Juventud, nos hace bien escuchar la respuesta de Jesús a los fariseos de ayer y de todos los tiempos, también a los de hoy: «Si ellos callan, gritarán las piedras» (Lc 19,40).

Queridos jóvenes: Está en ustedes la decisión de gritar, está en ustedes decidirse por el Hosanna del domingo para no caer en el «crucifícalo» del viernes... Y está en ustedes no quedarse callados. Si los demás callan, si nosotros los mayores y responsables  ―tantas veces corruptos― callamos, si el mundo calla y pierde alegría, les pregunto: ¿Ustedes gritarán?

Por favor, decídanse antes de que griten las piedras.

ES NUESTRO DESEO:

Que sea este un tiempo, un tiempo de gracia,  para que en el corazón de cada uno haya más espacio para que ese Jesús que nació y vivió en medio de su pueblo, siendo igual en todo a nosotros, menos en el pecado, los habite, lo conmueva, los ilumine, los llene de sentido y capacidad de ser PERSONAS NUEVAS capaces de conmocionarse por una VIDA REPLETA DEL EVANGELIO QUE A TODO LE DA MAS VIDA, QUE A TODO LE DA MAS FUERZA Y ALEGRÍA.-

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

JUAN JOSÉ BUSSÓN – VICE DIRECTOR GENERAL

HÉCTOR GUSTAVO DIMÓNACO – DIRECTOR GENERAL